Devoción

Los devotos sienten a san Antonio como el intercesor y bienhechor en nombre de Dios. San Antonio es el rostro de la bondad premurosa de Dios, que en él se descubre y se hace realidad concreta y tangible. San Antonio también es sentido como el misericordioso y delicado reclamo a la conversión y a la penitencia.

Además de en la oración personal, la devoción a san Antonio se ha manifestado a través de los siglos en algunas expresiones particulares que duran hasta hoy y que señalamos brevemente.

Síguenos por

La mano sobre Tumba

El gesto más característico que hacen los peregrinos en la Basílica antoniana.

Para saber más

La Trecena

Con este término se entiende, ante todo, los trece días de preparación a la fiesta de san Antonio que tiene lugar el 13 de junio.

Para saber más

El Tránsito

Es el rito que recuerda los últimos momentos de la vida terrena de san Antonio: advirtiendo próxima su muerte, él se había hecho llevar, en una carreta tirada por bueyes, de Campos

Para saber más

Encomendarle a los niños

San Antonio tuvo una particular predilección por los niños. Entre los milagros que realizó cuando vivía, más de uno tiene que ver con los niños.

Para saber más

Bendición de los objetos

En la Capilla de las bendiciones, los fieles acostumbran a llevar a bendecir también objetos personales o de culto.

Para saber más

EI pan de san Antonio

En algunas iglesias franciscanas o de alguna manera particularmente relacionadas con san Antonio, el día de su fiesta (13 de junio) se acostumbra a bendecir pequeños panecitos, que

Para saber más

Los mensajes-súplica a san Antonio

Muchísimos devotos escriben a san Antonio. Muchísimos devotos desean dejarle un escrito, una oración, una súplica, un mensaje.

Para saber más